04/02/2023

AppDatos

Portal de Información – Rutificador

[Actualidad] Personas Menstruantes y el suicidio de la Derecha Chilena

3 minutos de lectura

Cada mes que pasa, las personas que dicen no ser de izquierda ni derecha parecen tener más y más razón. Hoy la derecha, o más bien un grupo conservador dentro de esta, brillan por cometer el mismo pecado que le critican a la izquierda. El pecado es la desconexión de los problemas que afligen al chileno común.
El 9 de mayo la Cámara de Diputados aprobó un proyecto que busca mejorar la calidad de productos relacionados a la menstruación, incrementar el acceso y la educación respecto a ellos, mejorar capacitación de profesionales, etc.

No tomó mucho tiempo y el proyecto se volvió controversial por el uso de la palabra “personas menstruantes” en vez de “mujeres”. Aquí es donde la derecha esta intentando crear problemas donde no los hay. Después de todo, derecha e izquierda son expertos en participar en discusiones bizantinas.
El proyecto en sí no tiene nada de controversial. De hecho, de sus retractores sigo sin leer a nadie discutir algún punto especifico del proyecto. Probablemente porque no hay mucho que criticar o, aún más probable, porque no lo han leído (literal son solo 4 páginas presentadas a la cámara). Esto no me sorprendería porque a la mayoría de la gente que comenta sobre política le importa un carajo la efectividad de políticas públicas. A esta gente le importa más mantener esa mentalidad de rebaño con sus pares, esto aplica para la derecha y la izquierda.
Hoy un grupo de derecha se esta disparando sola en el pie. Al final del día, parece ser que cuando gana la derecha o la izquierda no es porque uno logró proponer cosas mejores que el otro, sino más bien porque un lado se suicidó más que el otro.



Con respecto al uso de la palabra personas menstruantes por sobre mujeres, literalmente ¿cual es el problema? Intentan hacerlo pasar como si esto fuera un ataque a “la siensia y la viologia”. En realidad, son estos los que atacan al campo referente en ciencia. El hecho de que la palabra hombre y mujer sean flexibles (dependiendo del contexto) es algo que en el campo están de acuerdo moros y cristianos, en este caso, desde Simon Baron-Cohen hasta Gina Rippon. Dejen de repetir los talking points magufos de Twitter por favor. Si realmente les interesa el tema, lean sobre los que están el la vanguardia del campo. Escuchar a Ben Shapiro demostrar que sabe hablar bonito, porque realmente no tiene absolutamente idea sobre la transexualidad, no te hace alguien que entiende si quiera lo básico del tema (ver primer comentario).

Finalmente, si realmente te interesa la política y la mejora del país. Lee tu mismo el proyecto intentando ignorar quien lo presentó. ¿Tiene sentido el artículo? ¿Qué problemas podrían ocurrir por esta ley? ¿De qué a qué cambiaría la legislación?. Estas y más son buenas preguntas que hacerse al leerse los proyectos.

Autor: Tomás Alejandro Schmauck Medina

Deja una respuesta